Cómo Redactar Artículos Optimizados Para SEO - ómibu

Cómo Redactar Artículos Optimizados Para SEO

A la hora de redactar artículos optimizados para SEO es necesario que dediquemos un tiempo a planificar sobre qué vamos a escribir, qué objetivo queremos lograr con estos artículos y con qué recursos contamos. Solo así nuestro plan de contenidos será útil y alcanzable. En este artículo te damos las claves de la redacción SEO para que sepas cómo atraer tráfico a tu blog o sitio web.

Hacer un plan de contenidos SEO

El primer paso siempre debe ser la planificación. Debemos entender las necesidades de posicionamiento SEO que tiene nuestro sitio web y, en consecuencia, diseñar un plan de contenidos destinado a enriquecer semánticamente nuestra página con contenidos relacionados con aquello que realmente queremos posicionar. No tiene sentido que en una agencia de posicionamiento web hablemos sobre la reproducción de las ranas. Por mucho tráfico e interés que suscite el sexo entre anfibios.

Estudio de palabras clave

El primer paso es efectuar un estudio de palabras clave teniendo como referencia nuestro sitio web y nuestros competidores directos. Sobre los resultados del estudio realizaremos una curación de contenidos y agruparemos las ideas por temáticas relativas a nuestros servicios ofertados. Esto es lo que se conoce como clusters de información.

P.D: El cómo hacer un estudio de palabras clave de forma correcta es un tema que daría para tres artículos de blog. Uno por la generación de los datos, otro por la curación de esos mismos datos y otro por la extracción de artículos sobre la curación realizada. ¡Lo abarcaremos en futuras entregas!

Clusters temáticos

Los clusters son campos de conocimiento. Google se basa en LSI, latent semantic indexing, o ínidice de latencia semántica. La idea general es que tenemos conceptos. Por ejemplo. Agencia de Marketing Digital. Y subordinado a éste, tenemos otros conceptos relacionados: diseño web, posicionamiento web, diseño gráfico, gestión de redes sociales… Estos son los clusteres que debemos trabajar de manera diferenciada. Debemos enriquecer la semántica de redes sociales para que nuestra web sea más relevante para éste término. Por extensión, nuestra web será más relevante para el término agencia de marketing digital. Esto es lo que se conoce como SEO semántico, y es el SEO que garantiza un crecimiento sostenido, escalable y libre de penalizaciones. Por supuesto el plan de contenidos requiere de otros puntos clave como el seo técnico o el link building.

Enlaces internos

Uno de los papeles fundamentales que cumple el plan de contenidos de artículos y secciones complementarias en una web es el de generar una estructura sólida de enlaces internos que facilite la «recrawlabilidad»  del sitio web. Adicionalmente, podemos intentar trabajar con la perspectiva de la calidad por bandera, buscando hacer artículos magistrales de una temática concreta para intentar copar la posición 1-3. Cuando hacemos esto el enlazado interno cumple además con la función de traspasar autoridad de página hacia otros puntos del sitio web.

Hay muchas estructuras de enlazado interno que se pueden seguir. No es lo mismo cuando trabajamos el interlinking de un e-commerce, donde debemos intentar generar un sistema de referencias cruzadas que consolide las interrelaciones de productos y categorías, que una web corporativa, en esta segunda nos convendría más un sistema de enlazado horizontal que apunte directamente a las secciones madre. Sea cual sea la estructura que apliquemos, debemos basarnos en la coherencia. Si nuestra estrategia de enlazado interno sigue una pauta lógica, será buena. Es posible que un sistema nos convenga más que otro, pero siempre será mejor contar con algún tipo de sistema que con ninguno.

Enlazado interno con estructura de silo

El sistema de silos para enlazado interno se basa en un principio muy lógico. Si nuestra web toca varias temáticas desde las categorías superiores, debemos elaborar un plan de contenidos centrado en dichas categorías que enlacen verticalmente entre sí y donde la estrella absoluta sea la página central de ese clúster temático, es decir, la categoría del menú a la que alimentarán los artículos que generemos. En nuestro caso, por ejemplo, esta entrada está orientada a reforzar nuestra categoría de posicionamiento seo.

De modo que en nuestra web tendremos que definir muy bien nuestra taxonomía, teniendo claro cuáles son los objetivos de posicionamiento de cada página/categoría madre o subcategoría. Realizaremos nuestro estudio de palabras clave y sobre éste, trazaremos un plan de contenidos temático donde enlazaremos de manera vertical. Es decir. Los artículos orientados a reforzar la sección «SEO» tendrán que enlazar entre sí, y todos ellos deberán apuntar a la sección madre cuando tenga sentido.

Enlazado interno con estructura horizontal

Cuando hablamos de estructura horizontal estamos hablando de generar enlaces internos entre secciones que ocupan el mismo lugar en la jerarquía de nuestra web. Por ejemplo, cuando desde un artículo de blog enlazamos con otro, ese enlace sigue una estructura horizontal entre elementos o páginas del mismo nivel aunque pertenezcan a categorías distintas. De igual modo, si desde nuestra sección de posicionamiento web enlazamos con diseño web, ambas categorías al mismo nivel, también estaríamos hablando de una estructura horizontal. Este tipo de enlazado tiene menos sentido, por ejemplo, en tiendas online donde la sección de panatalones de mujer no debiera estar directamente enlazada con la sección de pantalones de hombre, por ejemplo.

Enlazado interno mixto

La realidad de la mayoría de sitios web es que tienen cierta tendencia a la entropía y los enlaces internos suelen distribuirse de manera irregular de manera vertical y horizontal. Cierto nivel de entropía no solo no es malo sino que confiere naturalidad a la estructura. No obstante, en nuestro trabajo de planificación debemos marcarnos como objetivo reforzar internamente el enlazado siguiendo un esquema determinado. La entropía es natural y nuestro plan es estratégico, así que (sin volvernos locos) debemos intentar que se respete el plan asumiendo que a largo plazo siempre habrá flecos sueltos y que estos son normales. El universo entero tiende hacia la entropía. Tu web no va a ser distinta.

Enlaces salientes

A la hora de hablar de enlaces salientes, un buen número de expertos SEO te dirán que son el mal en persona. Debes evitarlos a toda costa, ya que «te quitan autoridad» «pierdes posiciones» «mimimimi«, «Cuantos menos enlaces salientes mejor, cuando más enlaces salientes peor, peor para usted, el suyo, posicionamiento seo».

Esto no solo es falso sino que es contraproducente para tu proyecto. Antes de meternos en faena de explicarte la diferencia entre enlaces «nofollow» y enlaces normales vamos a intentar explicar qué es y cómo funciona el link juice.

Imagínate que una página web es un bidón lleno de líquido, y que los enlaces son tuberías equipadas con válvulas antirretorno. (Vale, puede que sea tremendamente específico y tu imaginación no llegue a ese nivel… pero vamos a intentar que lo comprendas). Cuando conectamos una tubería de nuestro bidón a otro bidón, el agua de nuestro bidón puede salir, pero no entrar. De modo que nuestro líquido se trasvasa al bidón con el que nos conectamos hasta igualar la presión de ambos recipientes. Si el bidón de destino tiene más presión, la válvula impedirá que entre líquido en tu bidón, pero también evitará que salga.

¿Todo claro? Avancemos. Una página web con mucha presión será una web de alta autoridad. Una web con baja presión será una web de baja autoridad. La presión o la cantidad de líquido dependen de muchos factores, antigüedad, número de enlaces entrantes, KPIs de rendimiento acumulado… Eso no es importante ahora. Lo que queremos que entiendas es lo siguiente:

Si tu página enlaza con una web de baja autoridad, vas a transferirle parte de tu propia autoridad, ya que hay una diferencia de presión en tu favor. Si tu página enlaza con una web de altísima autoridad, no vas a transferirle autoridad ninguna ni vas a «perder» posicionamiento. Sencillamente la tubería (o el enlace) está ahí, pero por diferencia de presión no saldrá agua por ella.

Por este mismo motivo no solo no debemos tener miedo de enlazar con páginas institucionales o con páginas de empresas de alta relevancia como Google, Amazon o Facebook. En sectores como el de la biomedicina y salud donde no solo no está desaconsejado usar enlaces salientes, sino que es altamente recomendable generar un listado de referencias bibliográficas correctamente enlazadas a publicaciones biomédicas de autoridad para dar credibilidad y autoridad a nuestro propio contenido. Así que tenlo en cuenta a la hora de configurar tu plan de contenidos. Aporta enlaces salientes siempre que estos permitan expandir tu propio contenido con otro de calidad, alojado en webs de alta autoridad como pueden ser universidades, empresas consolidadas, medios de comunicación o instituciones públicas o gubernamentales.

Enlaces nofollow

Entonces… ¿Qué son los enlaces NoFollow que tanto defienden los especialistas en SEO? Cuando introducimos un rel=nofollow en un link lo que estamos diciendo al rastreador o araña es básicamente «no sigas por este camino, no hay nada de interés». No tiene sentido que nuestra web esté plagada de este tipo de enlaces porque es contradictorio que enlacemos con recursos que recomendamos no seguir. Entonces…

¿Cuándo debo emplear enlaces nofollow?

Siempre que enlacemos con páginas que estén al mismo nivel de autoridad que nosotros o por debajo de nuestra autoridad. No es necesario que hagas una auditoría de cada web que enlazas. Si es una empresa de alta entidad, enlaza sin miedo. Si es la ferretería de tu primo Paco alojada en WIX y que se la montó su cuñado hace tres meses… no la enlaces, o si la enlazas que sea con Nofollow.

Estructura de los artículos SEO

Vale ya tenemos más o menos claro qué tenemos que tener en cuenta a la hora de trazar un plan de contenidos SEO. Ahora vamos al meollo del propio plan. ¿Cómo debemos estructurar nuestros artículos SEO para que funcionen?

Hay una serie de elementos que debemos tener como referencia. Como te hemos dicho con el enlazado y con otros aspectos web… esto no es un manual infalible. Lo importante es que la estructura sea sistémica y responda a un orden lógico. No necesariamente todo tiene que seguir este esquema. Lo importante es que haya un esquema de base que sea racional, entienda qué elementos contiene y cómo aprovecharlos para facilitar a Google la recuperación de información de manera eficiente.

Título SEO

El título SEO es el título que indicamos a Google y otros buscadores que debe recuperar para mostrar en las SERPs. ¿Qué características debe tener este título?

  • No debe ser más largo de 60 caracteres
  • Debe contener nuestra palabra clave objetivo

Y ya. Ahora bien. Tenemos que tener en cuenta que más allá de los parámetros SEO, existe un factor humano que hará que nuestro título sea más susceptible de ser clicado. Esto mejora nuestro CTR. De modo que… ¿Cómo introducimos una palabra clave en concordancia exacta en un contexto legible?

Aquí algunos trucos:

  • Emplea W questions: «Cómo redactar artículos SEO» «Por qué hacer linkbuilding» «Dónde insertar enlaces gratis»… Son algunos ejemplos. Como puedes ver, el usar preguntas nos permite escribir en infinitivo, y los infinitivos son los reyes de la concordancia exacta.
  • Enumeraciones: «10 consejos para redactar artículos SEO que no te puedes perder» «20 páginas para insertar enlaces gratis» «10 erroes comunes al hacer linkbuilding»… ¿Te preguntabas por qué todo el mundo recurre a este tipo de enunciados? Ya sabes la respuesta. Es otro modo de emplear los infinitivos y que además nos abre la fascinante puerta del clickbait… «10 cosas que no sabías sobre el marketing, la tercera te dejará flipao‘»

URL SEO Friendly

A la hora de configurar la URL de nuestro artículo o página hay varios factores que debemos tener en cuenta para que ésta sea lo más adecuada posible de cara al posicionamiento.

  • Emplea tu palabra clave objetivo
  • Suprime determinantes y artículos: Es más legible y nos permite iterar la concordancia exacta. No es lo mismo poner «/como-redactar-articulos-optimizados-para-seo» que «/redactar-articulos-seo» la segunda es más corta, legible y además, itera nuestra keyword objetivo en concordancia exacta.
  • Procura que no sean excesivamente largas. Lo bueno si breve, dos veces bueno.

Metadescripción

Al igual que el título SEO, la metadescripción es el fragmento de texto que Google y otros buscadores muestran en las serps siguiendo al título. Este debe cumplir el noble propósito de invitar al usuario a hacer clic a la par que aporta una introducción a lo que encontrará al otro lado. Para optimizarlo debemos:

  • Intentar introducir nuestra palabra clave objetivo en concordancia exacta (no siempre va a ser posible, así que no fuerces la máquina escribiendo como un robot, piensa primero en invitar al clic y si no es concordancia exacta tampoco pasa nada)
  • La extensión no debe estar en 125 caracteres. Más será acortada según el dispositivo. Menos, es desaprovechar el espacio de visualización.
  • No uses emoticonos. No voy a entrar a valorar si ayudan al SEO o no. Pero son un dolor de ojos. Así que desde aquí hacemos un llamamiento. Expertos SEO del mundo, los cohetes, las medallas y las flechitas son un espanto visual, mantenedlos lejos del alcance de las SERPs. Puedes pensar que no son para tanto… Mira ésto y me cuentas.

Header Tags

Ya hemos visto los elementos principales del artículo. Su título, metadescripción y URL. Ahora vamos a ver cómo debemos vertebrar nuestro artículo a la hora de redactar contenidos optimizados para SEO.

Para generar esa estructura lógica del contenido en HTML tenemos los Header Tags o Hs. No son más que etiquetas que otorgan cierta entidad a las palabras que encierran. Para que los usemos correctamente debemos entender cual es su función y debemos comprender por qué muchos diseñadores web meten la pata al usarlos.

Los header tags no son más que títulos y epígrafes que vertebran la información que contenemos en una página, en un artículo o en cualquier otro formato de publicación online. ¿Cómo debemos usarlos entonces? Como usaríamos cualquier índice de contenidos en una publicación científica o académica. Tenemos un título, único y que identifica nuestro contenido de manera unívoca, y luego tenemos varios subtítulos que estructuran la información.

Cómo estructurar emplando Hs

Para emplearlos de manera lógica debemos partir de la siguiente premisa:

Solo existe un título. Debajo de este tendremos tanto subtítulos como requiramos para clasificar nuestra información. Debajo de estos subtítulos tendremos tantos epígrafes como sean necesarios para vertebrar nuestros subtítulos y así sucesivamente. Siguiendo un orden jerárquico lógico.

Es decir. El título de nuestro artículo será siempre el H1. Luego tendremos los puntos en los que desglosamos la información. Estos serán los H2. Luego tendremos los epígrafes que desglosan cada punto. Éstos serán los H3. Por ejemplo:

CÓMO REDACTAR ARTÍCULOS SEO.

1. Plan de contenidos

1.1 Estudio de palabras clave

1.2 Enlazado

1.2.1 Enlazado interno

1.2.1.1 Enlazado interno en estructura de silo

1.2.1.2 Enlazado interno en estructura horizontal

1.2.2 Enlazado externo

2. Estructura de artículos SEO

Este sería un índice de contenidos para nuestro artículo. El título sería el H1. Solo puede haber uno por artículo. Los puntos principales: 1 y 2, serían los H2 que estamos empleando. Debajo de estos, cualquier jerarquía quie establezcamos subyacente al h2, tendrá que ser h3. Es decir, los puntos 1.1 y 1.2. Si subclasificamos la información del 1.2, cada nivel de clasificación será un H4. Es decir: 1.2.1.1 y 1.2.1.2… y así sucesivamente.

Las etiquetas H nos permiten generar un esqueleto de conceptos que vertebran nuestra información. Esta es la esencia fundamental de los artículos SEO.

Recomendaciones SEO al usar los HS

  • Incluye tu palabra clave objetivo en el H1
  • Usa tu palabra clave objetivo al menos en un H2
  • Todos tus h3 deben colgar de un h2 y vertebrar la información de éste
  • Todos tus h4 deben colgar de un h3 y vertebrar la información de éste…
  • Entre H y H no debe haber más de 300 palabras

Cómo no usar los Hs

El uso correcto de los header tags es una lucha constante entre los especialistas SEO y los diseñadores web. Los diseñadores web tienen a usar mal los Hs.

¿Por qué se los usan mal? Porque los diseñadores web no saben esto. Normalmente en un CMS como wordpress en el que se opera con plantillas preformateadas nos encontramos el uso de las etiquetas H1, h2, h3 etc. Para maquetar visualmente la información.

¿Por qué? Porque normalmente en los ajustes de plantilla puedes definir el tamaño, color y características tipográficas de estas etiquetas, de modo que se emplean habitualmente como elementos de diseño y no como elementos esenciales de estructura de la información. De cara a la optimización SEO de una web es fundamental revisar el uso de estas etiquetas para garantizar que se emplean de modo correcto.

P.D: La extensión de Chrome Web Developer nos permite con la opción «View document outline» visualizar la estructura de Hs de cualquier URL con un simple clic.

Podemos emplear tantas etiquetas H como necesitemos para vertebrar la información, pero debemos partir de la premisa que casi nunca necesitaremos más de h5 o h6. Si tenemos que subclasificar por debajo de este nivel podemos hacerlo empleando listas. Así que. Te resumimos un poco lo hablado y te explicamos cómo optimizar los Hs para tu artículo Seoptimizado.

Cómo usar los Hs

H1

Es el título único de  nuestra página, artículo o post. Debe ser único por tanto y no entrar en competencia con otros H1. Debe iterar nuestra palabra clave objetivo.

H2

Son los epígrafes principales de nuestro artículo. Debemos iterar nuestra palabra clave objetivo en al menos uno de los H2s del artículo. El resto podemos emplearlos para atacar palabras clave de cola larga o longtail keywords.

H3

Son los epígrafes que vertebran cada H2. De aquí en adelante debemos preocuparnos solo de que los conceptos estén semánticamente correlacionados con el H2 inmediatamente superior, de este modo nos aseguraremos de que la estructura es lógica. Lo mismo con los H4 y sucesivos.

Extensión recomendada en redacción SEO

Otra de las variables que debemos tener en cuenta respecto a nuestro plan de contenidos SEO es la extensión que deben tener nuestros artículos para posicionar correctamente. ¿Qué extensión es la recomendada? Depende…

Nuestra recomendación es que definas correctamente el título de tu artículo. Una vez lo tengas definido, realiza una búsqueda manual para analizar qué contenidos aparecen mejor posicionados por esa consulta concreta. Debes analizar la calidad, extensión y profundidad de esos contenidos. Si de promedio para la búsqueda «como redactar contenidos optimizados para SEO» encontramos 7 artículos en primera página con 4.000 palabras cada uno… dificilmente posicionaremos por delante de ellos con 1.200.

Sabemos que cantidad no es sinónimo de calidad, pero aquí no hablamos de cantidad o de calidad. Hablamos de índice de latencia semántica y de semántica relacional. Y cuando nos movemos en estos campos, lo importante en esencia es la iteración de palabras semánticamente relacionadas. Por supuesto, la calidad será fundamental para determinar el comportamiento del usuario. Y el comportamiento del usuario influirá en la posición media. Así que debemos extendernos tanto como sea necesario para aportar tanta información como los competidores directos y un poquito más.

Lamentamos no poder concretaros más.

Resumen para vagos: redacta más y mejor que el resto. Fin.

Uso de negritas y cursivas

Finalmente tenemos otro elemento que debemos considerar antes de publicar nuestros artículos optimizados. Las negritas y cursivas.

Lo primero que tenemos que tener claro respecto a negritas y cursivas es que tenemos dos tipos que podemos usar dentro de nuestra web. Unas, las tradicionales, tienen por objetivo facilitar la lectura diagonal (en el caso de las negritas) o indicar extranjerismos (en el caso de las cursivas). Estas se deben marcar con la etiqueta <b> (bold – negrita) o <i> (italic – cursiva).

Estas no nos aportan nada a nivel SEO y si las usamos, como decimos, es para hacer los textos más fácilmente legibles.

No obstante, hay otras dos etiquetas que visualmente hacen lo mismo pero que nos aportan cierto valor a la hora de mejorar la posición media de un artículo para determinadas palabras clave. En este caso hablamos de las negritas <strong> y las cursivas <em>.

<strong> y <em>

Este tipo de negritas y cursivas dicen algo diferente a las bold y a las italic. Concretamente estamos diciendo que aquello que aparece en <strong> o en <em> tiene relevancia semántica para nuestro artículo. No se trata solo de modificadores a nivel visual. Por este motivo es recomendable seleccionar como negritas y cursivas todas aquellas frases o palabras clave que estén directamente relacionadas con nuestra temática. En este artículo, por ejemplo, marcamos como negritas todas las longtail keywords que podrían traernos una búsqueda potencial.

Herramientas para redactar artículos optimizados para SEO

Vale. Nuestro artículo toca a su fin. Sabemos que ha sido denso, farragoso y un poco aburrido. Así que ahora vamos a hacer un pequeño compendio de 4 herramientas que os ayudarán con la redacción SEO.

Yoast SEO

Yoast SEO es un plugin de WordPress que nos permite controlar aspectos esenciales de repetición de palabras clave. A la hora de redactar nos ofrece un control en tiempo real sobre los aspectos clave de redacción SEO que hemos visto (la presencia de la palabra clave objetivo en título, url y metadescripción; la distancia entre hs; la extensión de tus frases…) en definitiva, un asistente de redacción que tiene en cuenta precisamente muchos de los puntos que hemos visto aquí. No te lo tomes demasiado en serio, sobre todo en los parámetros de legibilidad. Debes tener en cuenta que el índice de legibilidad que aplica es anglosajón, y en inglés no suele ser natural emplear largas cadenas de oraciones subordinadas (cosa que en castellano es perfectamente posible).

Aunque trabajemos con  otras plataformas, nuestra recomendación es que redactemos diretamente en un WordPress con Yoast activo. De este modo podremos controlar variables relevantes como el número de repeticiones, presencia de enlaces internos y externos, párrafos demasiado extensos, adecuación de elementos a la palabra clave objetivo… en definitiva todos los parámetros que son relevantes para el SEO de contenidos.

Yoast vale para muchas otras cosas, pero éste artículo no va de ellas.

Keywordplanner

Es tu mejor amigo. El planificador de palabras clave de Google es una herramienta de enorme potencia que nos permitirá generar listados de palabras ordenados por su volumen de consultas mensuales. Si bien hay otros programas, suites de SEO y herramientas que nos devuelven estos datos… debemos entender que todas ellas extraen sus resultados de la base de datos de Google, y que esta base de datos pura es accesible desde Google ADS, que es dónde se encuentra keywordplanner. El único requisito para poder aprovechar el planificador de palabras clave de Google a su máxima potencia es el de tener una cuenta publicitaria en la que se haya invertido algo de dinero. Sin una cuenta que haya invertido los datos serán tremendamente vagos y vendrán dados en unas horquillas extremadamente amplias.

Sin embargo, en su versión completa, el planificador de palabras clave devuelve el volumen de consultas aproximado en horquillas muy precisas, lo que nos permite jerarquizar grandes volúmenes de palabras por consultas mensuales promedio, o por consultas en determinados meses del año.

Esta función hace que sea la herramienta preferente para especialistas en SEO a la hora de trazar un plan de contenidos basándose en un estudio de palabras clave preciso. A través de keywordplanner podremos revisar todas las webs de referencia del sector, competencia y la propia web de nuestro cliente. Una vez analizadas, podremos agregar toda la información generada en una hoja de cálculo y curar los resultados a voluntad para extraer taxonomías, planes de contenidos, términos relacionados y en definitiva, planificar toda la parte de contenidos SEO.

Ubbersuggest

La herramienta de Neil Patel Ubbersuggest se comporta como el planificador de palabras clave pero nos permite aplicar ciertas funciones sobre los resultados que resultan especialmente cómodas para aquellos usuarios que no están acostumbrados a hacer curación de datos en hojas de cálculo.

Se trata de una herramienta freemium que nos permite realizar 3 consultas diarias gratuitas, en varios idiomas, y que además nos dejará filtrar los resultados no solo por volumen, sino por la dificultad SEO, el coste por clic, palabras relacionadas, preguntas que engloben nuestro término de búsqueda, búsquedas preposicionales que incluyan el término o búsquedas comparativas.

La herramienta ofrece otras muchas funciones de una Suite SEO como Semrush o Sistrix. Es recomendable conocerla ya que es tremendamente sencilla de usar y su precio, bien sea de pago mensual o de pago único, es inferior a suites más populares.

Answerthepublic

Answerthepublic es una aplicación web que, de nuevo, hace lo mismo que podemos hacer con el planificador de palabras clave, pero con una orientación más humana y completamente centrada en el desarrollo de un plan de contenidos.

Podemos introducir cualquier palabra o frase y Answerthepublic nos devolverá un diagrama de árbol por cada W Question (¿Qué? ¿Quién? ¿Cual? ¿Cómo? ¿Dónde? ¿Por qué?…) y búsquedas jerarquizadas por temperaturas de más frecuentes a menos frecuentes por cada árbol que incluyan nuestro término de búsqueda.

Es, literalmente, una pasada. Y nos permite complementar perfectamente la curación de términos de Keywordplanner permitiéndonos extraer de los temas que hayamos escogido, su estructura de Hs si queremos plantearlos, por ejemplo, en modo FAQ.

 

diagrama de answerthepublic para marketing digital en castellano

 

Checklist de optimización SEO

  • Palabra clave objetivo en título
  • KW objetivo en URL
  • Palabra clave en metadescripción
  • Palabra clave en H1
  • KW objetivo en al menos un H2
  • Entre H y H no hay más de 300 palabras
  • Si hay elementos multimedia, su alt text coincide con el H al que siguen.
  • Enlaces internos a otras secciones / artículos
  • Enlaces externos a webs de alta autoridad
  • Negritas y cursivas en KW objetivo y longtail keywords
  • La estructura de Hs es coherente, no hay H3 y sucesivos desvinculados de un H superior.
  • Tu extensión es superior a los artículos que quieres desplazar

Hasta aquí nuestro artículo sobre cómo optimizar contenidos SEO. Esperamos que os sea útil y confiamos en que os ayude a hacer un mejor trabajo.

¿Hablamos?